cuáles-son-las-actividades-de-la-vida-diaria-del-adulto-mayor

Cuáles son las actividades de la vida diaria del adulto mayor

Victor Laurencena

03 Febrero de 2021

actividades-de-la-vida-diaria-del-adult-mayor

¿Has oído hablar de las “actividades de la vida diaria”? A veces hasta es difícil hacer las cosas más cotidianas. Le ocurre a adultos mayores con demencia, pero también a jóvenes que han sufrido una fractura o cualquier otro problema de salud que los limite.

Cuando se habla de calidad de vida de un paciente y de su autonomía, hay pocos conceptos más importantes que este que explicaremos a continuación. 

Quédate leyendo y aprende sobre la importancia de las actividades de la vida diaria del adulto mayor.

¿Qué son las actividades de la vida diaria?

Parece un término muy vago. Sin embargo, cuando un profesional de la salud habla de las actividades de la vida diaria (AVDs) se refiere a algo muy preciso.

En pocas palabras, las actividades de la vida diaria son las acciones necesarias para el normal desenvolvimiento cotidiano. 

Realizarlas es fundamental para vivir, pero también para tener una mejor calidad de vida, tanto física como mental. 

¿Qué son exactamente? Existen dos categorías principales. Veámoslas con más detalle.

AVDs básicas

Se trata de las tareas más rutinarias vinculadas al cuidado del propio cuerpo. Son seis actividades fundamentales: 

  • Comer; 
  • Bañarse; 
  • Vestirse; 
  • Ir al baño y poder limpiarse; 
  • Sentarse, pararse y moverse de un lado a otro; 
  • La continencia, es decir, la capacidad de controlar la vejiga y el intestino.

AVDs instrumentales

Luego existe una segunda categoría de actividades de la vida diaria. Si bien no son vitales, permiten que una persona pueda desarrollar su vida de modo independiente. 

Son las AVDs instrumentales y requieren un mayor compromiso cognitivo. Por otra parte, no son tan básicas y pueden ser fácilmente delegadas, por lo que no afectan tanto la autonomía.

Este grupo de actividades incluye:

  • Gestionar las finanzas del hogar y pagar las facturas;
  • Ir al supermercado y preparar la comida. En otras palabras, todo los pasos necesarios para tener comida en la mesa;
  • Mantener limpio y ordenado el hogar;
  • Lavar la ropa;
  • Utilizar tecnologías de la comunicación, como los teléfonos;
  • Gestionar la medicación siguiendo las instrucciones médicas.
  • Poder transportarse fuera del hogar, ya sea conduciendo el propio coche o utilizando un transporte público.

Causas de las limitaciones para realizar las AVDs

El término “actividades de la vida diaria” fue propuesto en 1950 por el reconocido médico Sidney Katz, con el objetivo de medir el nivel de independencia y funcionalidad de los pacientes, en especial, adultos mayores.

Existen diferentes escalas, y todas ellas permiten definir el grado en que un paciente perdió la habilidad de realizar estas tareas fundamentales. Se trata de una herramienta muy útil para los servicios médicos.

El deterioro de las funciones físicas y cognitivas son el principal causante de la pérdida de estas habilidades básicas. Por ejemplo, es común tener limitaciones en un período posoperatorio.

Otros casos frecuentes ocurren por enfermedades crónicas, las enfermedades del adulto mayor más comunes —el Alzheimer y la artritis, entre otras.

Recomendaciones para adultos mayores

La mayoría de los médicos considera que no poder completar estas funciones básicas es un tema importante, el cual no puede pasar desapercibido.

El nivel de autonomía para realizar las actividades de la vida diaria es un medidor clave para conocer la calidad de vida de un adulto mayor.

Al envejecer, es frecuente comenzar a necesitar asistencia para realizar algunas de estas tareas, a raíz de la pérdida de capacidades físicas y cognitivas.

Más aún, cuando se pierde la habilidad en una de estas tareas, es frecuente que sigan todas las demás. Se desencadena un efecto “dominó”.

Para frenar —o desacelerar— el avance de estas limitaciones, es recomendable que los adultos mayores hagan un cuidado integral de su salud, por ejemplo, a través de prácticas wellness.

Por otra parte, una vez que comienzan las limitaciones, existen distintas estrategias que se pueden abordar para facilitar la realización de las actividades de la vida diaria, entre otras:

  • Quitar de la casa los muebles innecesarios para facilitar la circulación;
  • Pegar las alfombras al piso;
  • Eliminar escaleras;
  • Incorporar agarraderas a las paredes y utilizar bastones o andadores;
  • Cerrar la llave del gas cuando no se la necesite;
  • No ubicar objetos en lugares difíciles de alcanzar;
  • Utilizar antideslizantes en la ducha o bañera;
  • Usar una silla para bañarse cómodamente; 

Cuidado de adultos mayores en Panamá

Todas las estrategias explicadas anteriormente colaboran en que el adulto mayor conserve la independencia funcional. 

En Vitae somos especialistas en el cuidado de adultos mayores en Panamá. Por eso, entendemos mejor que nadie que la realización de las tareas básicas son el condimento esencial de la vida.

Poder realizarlas con autonomía es un tema central en la vida del adulto mayor. Por lo tanto, si notas que un ser querido comienza a perder estas habilidades, es importante hacer algo al respecto.

Nuestros servicios permiten a nuestros pacientes mantener una excelente calidad de vida y que no disminuya con la pérdida de estas habilidades.

Para ello, en Vitae contamos con distintas divisiones, cada una de ellas especializada en un área específica, desde cuidados paliativos hasta enfermedades crónicas como el Alzheimer.  

Todos nuestros servicios son brindados por un equipo de enfermeras profesionales e incluye visita domiciliaria de médicos especialistas.

Si quieres saber más sobre cómo podemos ayudarte a ti o al adulto mayor de tu familia, no dudes en contactarnos.

¿Te gustó este contenido? ¡Entonces comparte!

Abrir chat