fbpx
Contáctanos  +507 6569-1219

BLOG

Cuidados y curaciones de heridas en casa.

Cuidar y tratar adecuadamente las heridas en casa es fundamental para acelerar la curación y prevenir complicaciones. Aunque ciertas heridas graves o profundas requieren atención médica profesional, muchas lesiones menores pueden ser manejadas con éxito en el hogar siguiendo algunos pasos básicos.

Cuidados y curaciones de heridas en casa

Escrito por
Vitae Health

Publicado el
4 enero 2024

¿Cómo tratar las heridas en casa?

  1. Limpieza inicial.

    El primer paso es lavar bien las manos con agua y jabón antes de manipular cualquier herida. Luego, enjuagar suavemente la herida con agua corriente para eliminar la suciedad, los residuos y las bacterias. Evita el uso de agua oxigenada o alcohol, ya que pueden dañar el tejido.

  2. Controlar el sangrado.

    Si la herida está sangrando, aplique presión directa sobre la zona con una gasa estéril o un paño limpio durante varios minutos hasta que el sangrado se detenga.

  3. Desinfección.

    Una vez que la herida esté limpia, aplica un antiséptico suave para prevenir infecciones. Puedes usar una solución salina o un producto de limpieza de heridas recomendado por un profesional de la salud.

  4. Aplicar una venda o apósito.

    Cubre la herida con un apósito estéril o una gasa limpia y asegúralo con cinta adhesiva o un vendaje para mantenerlo en su lugar. Cambia el apósito según sea necesario para mantener la herida limpia y seca.

  5. Controlar y monitorear.

    Observa la herida regularmente para detectar signos de infección, como enrojecimiento, hinchazón, dolor persistente o secreción. Si notas alguno de estos síntomas, busca atención médica.

Consejos adicionales para la curación de heridas en casa.

  1. Mantén la herida limpia y seca.

    Evita sumergirla en agua por largos periodos para prevenir infecciones.

  2. Promueve la cicatrización.

    Aplica pomadas o geles recomendados para acelerar la curación. Evita el uso excesivo de antibióticos tópicos sin supervisión médica.

  3. Protege la herida.

    Evita rasgar o rascar la costra que se forma sobre la herida, ya que esto puede retrasar la cicatrización y aumentar el riesgo de infección.

  4. Aliméntate adecuadamente.

    Una dieta rica en proteínas, vitaminas y minerales ayuda al cuerpo a sanar más rápido.

Servicio de curaciones de heridas en casa Vitae Panamá.

Si la herida es profunda, extensa, está sangrando abundantemente, muestra signos de infección o si la persona afectada no está al día con las vacunas del tétanos, es recomendable buscar atención médica profesional de inmediato.

Si quieres saber más sobre cómo podemos ayudarte a ti o a un ser querido, no dudes en contactarnos.

Déjanos tu mensaje y cuéntanos de ¡tu experiencia Vitae!

WhatsApp