Cáncer de mamá: Sus síntomas y la importancia de prevenir!

Sady Borissoff

12 de noviembre de 2020

iStock 1175131340

El cáncer de mama es una enfermedad que afecta tanto a hombres como a mujeres, si bien en nosotras lo hace en mucho mayor medida. De hecho, el cáncer de mama ha ido en aumento en Panamá, y hoy es la segunda causa mortalidad de nosotras, las panameñas.

Esto se debe, principalmente, al desconocimiento y a la falta de prevención. Por eso, es fundamental que todos y todas sepamos qué es el cáncer de mama, cuáles son sus síntomas y qué importancia tienen los chequeos preventivos.

¿Qué es el cáncer de mama?

Existen distintos tipos de cáncer, dependiendo de qué células se vuelven cancerosas. En particular, el cáncer de mama es una enfermedad en la cual las células de la mama se multiplican sin control. 

El cáncer de mama puede comenzar en distintas zonas de la mama, que consta de tres partes principales: los lobulillos, los conductos y el tejido conectivo.

Los lobulillos son las glándulas que producen la leche. En tanto, los conductos son los tubos que transportan la leche al pezón. Por último, el tejido conectivo es la estructura que sostiene todas esas partes.

En general, el cáncer no afecta a las mujeres menores de 20 años. Pero esa no es razón para pasar por alto cuando se presenta alguna anomalía o dolor en nuestras mamas.

Al palpar la mama, podríamos sentir pequeñas bolitas, las cuales pueden estar sin siquiera nosotras darnos cuenta, sin producir dolor ni molestia. Esas bolitas son una señal de alerta, ya que podrían ser cancerígenas.

Es importante autoexaminarnos constantemente, y llevar un control de lo que estamos sintiendo, en aras de verificar cada semana si esa protuberancia crece.

Para acudir a un médico, no hay que esperar al punto de sentir síntomas. Esa la etapa final de la enfermedad, en donde, por lo general, ya es demasiado tarde para reaccionar ante este depredador silencioso e invisible.

 

Experiencia personal

En mi caso, no solo puedo hablar de cáncer de mama, sino también sobre cáncer cervicouterino, ya que viví una experiencia muy cercana: la de mi madre.

Ver el día a día de esta enfermedad es muy doloroso. También vi como ella ocultaba información sobre su condición de salud, hasta que llegó el momento de ingresar al quirófano.

En el caso de mi madre, no fue por no llevar un control, pues ella asistía a sus chequeos recurrentes. Al parecer todo iba bien.

Sin embargo, ella presentaba síntomas que desconocía y la hacían sentir extraña y con mucho malestar. Por eso, decidió ir más allá de sus evaluaciones médicas de rutina.

En fin, logró salir de su zona de confort para ir a la Asociación Nacional Contra el Cáncer (ANCEC). Fue allí donde le detectaron el cáncer de mama.

Ya había iniciado su proceso, y era tan fuerte que ni siquiera una quimioterapia pudo ayudarla.

Ver a mi madre luchar contra estos dos tipos de cáncer —de mama y cervicouterino—, fue aterrador y difícil, pues ella siempre trató de ocultarlo para no dejar ver que era algo que la estaba consumiendo por dentro.

Esto fue lo que la llevó a decidirse por una cirugía. La operación debería haber durado tres horas, pero terminaron siendo nueve. Para mí, que estaba afuera del quirófano, duró una vida entera.

Durante la operación, veía como salían pacientes que entraron después de ella. Sentí pavor todo el tiempo, pero gracias a Dios, al cabo de una eternidad, me dieron la buena noticia.

Me informaron que estuvieron a punto de perderla por complicaciones, pero ya estaba saliendo del quirófano y estaría bien.

Sin embargo, lo peor estaba por venir. Su vida después de esta operación cambió por completo; pero mi madre es una GUERRERA, que ha luchado toda su vida.

Cáncer de mama: La importancia de los chequeos

Esta enfermedad es un enemigo silencioso, que suele pasar desapercibida hasta que es demasiado tarde para combatirla. Por eso, es fundamental el autoexamen y la prevención.

No debemos esperar hasta el último momento para ir al médico, ni pensar que a nosotras no puede pasarnos. El cáncer de mama no discrimina. No tiene edad, raza ni color, mucho menos un estatus social.

Por lo tanto, si te sientes mal o notas algo diferente en tu cuerpo, acude a un médico y busca ayuda de inmediato.

Es vital que tomemos conciencia, y hagamos nuestros chequeos semestrales y anuales.

Bibliografía: 

www.breastcancer.org › sintomas › que_es_cancer_mama

www.cdc.gov › breast › basic_info › what-is-breast-cance

www.unl.edu.ar › dvd › prevención-del-cancer-de-mama

¿Te gustó este contenido? ¡Entonces comparte!

Abrir chat