Cáncer De Mama: Definición, Síntomas Y Prevención | Vitae

Cáncer de mama: Definición, síntomas y prevención

Cáncer de Mama

Sady Borissoff / Vitae

21 de febrero de 2022

Cáncer de mama: el enemigo silencioso
Cáncer de mama: el enemigo silencioso

El cáncer de mama es una enfermedad que afecta mayoritariamente a las mujeres. Sin embargo, eso no quiere decir que los hombres no la padezcan. En efecto, se han documentado casos (raros, pero existentes) de hombres que padecen esta patología.

Esta enfermedad ha ido en aumento en Panamá. Hoy es la segunda causa de mortalidad de nosotras, las mujeres panameñas.

Esto se debe, principalmente, a la falta de información sobre los controles para detectarlo a tiempo. Por eso, es fundamental que todos y todas sepamos qué es el cáncer mamario, cuáles son sus síntomas y qué importancia tienen el diagnóstico temprano y la prevención.

Actualmente, se están realizando miles de campañas de concientización por esta enfermedad. Incluso, se ha establecido un día para sensibilizar y recordar a la población la importancia del autoexamen y los chequeos médicos anuales. Así, el 19 de octubre se conmemora el Día del Cáncer de Mama.

¿Qué es el cáncer de mama?

Primero que nada, al tratarse de una enfermedad que causa altos índices de mortalidad en sus pacientes, hay que pensar en conocer bien su definición.

El cáncer de mama es una patología que afecta a la glándula mamaria y, potencialmente, al sistema linfático. Se da cuando un grupo de células escapan a las defensas del cuerpo y empiezan a multiplicarse sin control.

Eventualmente, las células forman un bulto conocido como tumor. Si ese tumor tiene potencial para invadir otros tejidos del organismo, entonces es maligno y origina la enfermedad llamada cáncer. El cáncer mamario es el específico de las células mamarias. Esta enfermedad es la causa más común de muerte entre las mujeres. 

Puede comenzar en distintas zonas de la mama. A continuación explicaremos los principales tipos de cáncer de mama según su origen.

Tipos de cáncer de mama

Existen distintos tipos de cáncer de mama, dependiendo de la zona en donde se origina el tumor.
Primero, debemos entender que la mama consta de tres partes principales: conductos, lobulillos y tejido conectivo.
Los tipos de cáncer de mama son los siguientes:

Carcinoma ductal

En este subtipo, el tumor se origina en los conductos, los tubos que transportan la leche al pezón. Es el más común.
A su vez, este carcinoma puede clasificarse en in situ o invasivo. Cuando una persona presenta carcinoma ductal in situ, esto quiere decir que el tumor no ha invadido el resto del tejido mamario. Por lo tanto, no se lo considera cáncer de mama en sí. Sin embargo, esto no quiere decir que no pueda convertirse en invasivo si no se recibe tratamiento a tiempo.
Por el contrario, si es un carcinoma ductal invasivo, el tumor se ha diseminado hacia afuera del conducto y tiene más potencial para hacer metástasis. Ya puede ser considerado cáncer de mama.

Carcinoma lobulillar

En el carcinoma lobulillar, tal y como su nombre lo indica, el tumor se origina en los lobulillos, las glándulas que producen la leche.
Al igual que con el tipo anterior, puede ser in situ o invasivo. Si un paciente presenta un carcinoma lobulillar in situ, tiene riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Tipos menos comunes de cáncer de mama

  • Carcinoma medular: Es un subtipo de carcinoma ductal invasivo. Suele aparecer en mujeres de mediana edad y suele ser menos agresivo que otros subtipos, por lo cuál es más fácil tratarlo.
  • Cáncer de mama mucinoso: Este es otro subtipo de carcinoma ductal invasivo, aún menos frecuente. Recibe su nombre por la mucosidad que rodea a las células cancerosas. Suele aparecer en mujeres postmenopáusicas y, al igual que el subtipo anterior, no suele ser agresivo.
  • Cáncer mamario inflamatorio: Es más agresivo y evoluciona de manera rápida. Causa una apariencia roja e hinchada en la mama y a menudo puede ocasionar dolor. Se puede confundir con una infección mamaria, por lo cual es imprescindible obtener un diagnóstico correcto.

Síntomas del cáncer de mama

Los síntomas del cáncer de mama pueden ser distintos en cada persona.

Por ejemplo, al palpar la mama, podríamos sentir pequeñas bolitas, las cuales pueden estar sin siquiera nosotras darnos cuenta, sin producir dolor ni molestia. Esas bolitas son una señal de alerta, ya que podrían ser cancerígenas.

Es importante autoexaminarnos constantemente, y llevar un control de lo que estamos sintiendo, en aras de verificar cada semana si esa protuberancia crece.

En la siguiente lista enumeramos algunos de los posibles síntomas del cáncer de mama:

  • Bultos en la mama o en la axila
  • Hinchazón y enrojecimiento
  • Dolor en una de las mamas
  • Apariencia de piel de naranja, es decir, con hundimientos u hoyuelos
  • Cambios en el tamaño o la forma de las mamas. Prestar especial atención si hay mucha asimetría.
  • Hundimiento o descamación del pezón.
  • Secreción anormal del pezón

Ten en cuenta que estos síntomas pueden ser afecciones benignas. No obstante, es una buena idea consultar a tu médico ante la más mínima anomalía que detectes. Incluso, puede que ni siquiera presentes síntomas, es por ello que destacamos la importancia de los chequeos de rutina.

Cáncer de mama: tratamiento

Si tienes cáncer de seno, se te debe asignar un equipo multidisciplinar, que es un grupo de especialistas que trabajan juntos para proporcionar el mejor tratamiento y atención.

Los principales tratamientos para el cáncer de mama son los siguientes:

  • Cirugía
  • Radioterapia
  • Quimioterapia
  • Terapia hormonal
  • Terapia dirigida

Se puede recibir sólo uno de estos tratamientos o una combinación de ellos. Esto dependerá de cómo se haya diagnosticado el cáncer y de la etapa en que se encuentre.

Debes hablar con tu médico para saber qué tratamientos de cáncer de mama son los más adecuados para ti.

La importancia de la prevención del cáncer de mama

Para acudir a un médico, no hay que esperar al punto de sentir síntomas. La etapa sintomática es la etapa final de la enfermedad, en donde, por lo general, ya es demasiado tarde para combatir este depredador silencioso e invisible.

Esta enfermedad es un enemigo silencioso, que suele pasar desapercibido hasta que es demasiado tarde para combatirlo. Por eso, es fundamental el autoexamen y los controles de prevención del cáncer de mama.

No debemos esperar hasta el último momento para ir al médico, ni pensar que a nosotras no puede pasarnos. El cáncer de seno no discrimina. No distingue edad, etnia ni color de piel, mucho menos el estatus social.

Por lo tanto, si te sientes mal o notas algo diferente en tu cuerpo, acude a un médico y busca ayuda de inmediato.

Es vital que tomemos conciencia, y hagamos nuestros chequeos semestrales y anuales.

¿Te gustó este contenido? ¡Entonces comparte!

X
Bienvenido Vitae Health
Bienvenido a Vitae Health 🖐

¡Inscríbete a nuestro newsletter! Y recibe
información sobre el cuidado de la salud y más.

¡Inscríbete a nuestro newsletter! Y recibe
información sobre el cuidado de la salud y más.

Abrir chat
💬 Necesito información
Hola 🖐

¿En que podemos ayudarte?

Contáctanos vía whatsapp