vitae health cuidar paciente enfermedad cronica

Las enfermedades crónicas no tienen cura y, por ello, son de las más difíciles de afrontar, tanto para el paciente como para sus cuidadores.

Un cuidador es alguien que se hace cargo de una persona dependiente. En la mayoría de los casos, los cuidadores son mujeres. Además, son informales, es decir, no son profesionales de la salud y asumen el rol por amor a la otra persona, sin cobrar un salario por ello.

Si ese es tu caso, aquí te dejamos algunos consejos para que la tarea te sea un poco más fácil.

5 consejos para cuidar a un paciente crónico

1. Conocer la enfermedad crónica

Las enfermedades crónicas (también llamadas enfermedades crónicas no transmisibles) son afecciones a largo plazo, que no se pueden curar por completo y que tienden a empeorar.

Ahora bien, cada enfermedad crónica afecta al paciente de una manera completamente distinta y, por eso, el primer paso para cuidar de un paciente crónico es conocer su enfermedad.

Aquí te dejamos más información sobre algunas de las enfermedades crónicas más frecuentes:

2. Ten paciencia (pero pon límites)

Es habitual que un paciente crónico sea irritable o incluso agresivo. Esto puede ocurrir por la naturaleza propia de la enfermedad crónica (como en el caso del Alzheimer) o producto de la situación angustiante que está atravesando el paciente.

Sin embargo, hay una diferencia entre entender al otro y soportar el maltrato. Es importante no colaborar con el clima de agresividad, pero sí explicarle al paciente que no tolerarás conductas de ese tipo.

3. Fomenta la independencia

Que una persona dependa de otra, no significa que la necesite para absolutamente todo. De hecho, es aconsejable que el paciente mantenga el mayor grado de independencia posible. 

Eso beneficia tanto al paciente, como a su cuidador o cuidadora.

4. Cuida también de tu salud

Además de cuidar a tu ser querido, también debes cuidar de ti. De esa manera, podrás llevar la tarea más fácilmente y estarás más disponible para ella.

Recuerda, una enfermedad crónica es una condición a largo plazo, así que no olvides:

  • Comer saludablemente.
  • Dormir entre 7 y 8 horas diarias.
  • Realizar actividad física.
  • Salir y ver a otras personas.
  • Tomarte días libres y vacaciones.

5. Pide ayuda

Es normal que los cuidadores se sientan abrumados. De hecho, hay un trastorno que se conoce como estrés del cuidador (o síndrome del cuidador quemado) que es producto del desgaste físico, psicológico y social que habitualmente sufren quienes asumen ese rol.

Sus síntomas son irritabilidad, problemas para dormir, cambios en el apetito, poca líbido, entre otros. Antes de que eso ocurra, es recomendable pedir ayuda; por ejemplo, contratando a alguien que se encargue de otras tareas (como la limpieza del hogar) o un servicio de enfermería a domicilio.

Cuidado de enfermedades crónicas a domicilio en Panamá/República Dominicana/El Salvador

Vitae Check es nuestra división especializada en la atención domiciliaria prolongada a pacientes con enfermedades crónicas.

Algunas de las enfermedades más comunes que manejamos son hipertensión, diabetes, enfermedades cardíacas, entre otras. Además, contamos con especialistas en el cuidado de pacientes encamados.

Vitae Check está conformado por un equipo de profesionales de la salud especializados en la hospitalización a domicilio, quienes bridarán todo lo necesario para controlar la enfermedad crónica del paciente de manera efectiva.

El servicio incluye:

  • Enfermería especializada.
  • Citas de tratamiento.
  • Hospitalización aguda.
  • Hospitalización a largo plazo.
  • Llamada de seguimiento.
  • Acompañamiento profesional en casa/citas.

Trabajamos con casi todas las aseguradoras del país, así que no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Podemos ayudarte!

¿Te gustó este contenido? ¡Entonces comparte!

Abrir chat