Enfermedades Crónicas: Causas Y Clasificación | Vitae Health Panamá

Enfermedades crónicas: Causas y clasificación | Vitae Health Panamá

enfermedades-cronicas-que-son-y-consejos-para-prevenirlas
Enfermedades crónicas: Causas y clasificación

Seguramente hayas oído hablar de las enfermedades crónicas. Algunas pueden ser más llevaderas que otras, pero todas necesitan control, tratamiento y seguimiento. En Vitae lo sabemos mejor que nadie, y por eso aquí te contaremos cómo se clasifican, sus causas y cuáles son las más comunes.

¿Qué son las enfermedades crónicas?

Las enfermedades crónicas son patologías o afecciones de larga duración y de progresión lenta. Se las considera “crónicas” cuando se prolongan durante más de 3 meses. Si bien en muchos casos pueden empeorar con el tiempo, el avance ocurre lentamente.

La mayoría de las veces se presentan en adultos mayores, pero puede haber personas jóvenes que las tengan. No son transmisibles. Por lo general, son tratables y pueden mantenerse bajo control. Sin embargo, no suelen tener cura.

Las enfermedades crónicas son responsables de 7 de cada 10 muertes a nivel mundial. Además, los datos indican que el 80% de los adultos mayores de 65 años tienen al menos una de ellas, mientras que el 68% tiene dos o más.

Causas de las enfermedades crónicas

No hay una causa fija para todas las patologías crónicas. El origen será distinto dependiendo de la enfermedad y el organismo de la persona.

Sin embargo, en general las causas de las enfermedades crónicas suelen ser una combinación de factores genéticos, ambientales y malos hábitos de vida.

Algunos de los factores de riesgo incluyen:

  • Falta de actividad física
  • Tabaquismo
  • Malos hábitos alimenticios
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Predisposición genética

Para saber un poco más acerca de las enfermedades crónicas, veamos a continuación cómo se clasifican y sus factores de riesgos asociados.

Clasificación de enfermedades crónicas

Existen tres tipos de enfermedades crónicas según su pronóstico. Las explicamos a continuación:

Patologías crónicas potencialmente mortales

Estas enfermedades representan una amenaza seria para el organismo. Pueden tener mal pronóstico, como el cáncer o generar gran dependencia a tratamientos como la insuficiencia renal.

Enfermedades que causan dolor crónico

Estas enfermedades crónicas no necesariamente son mortales. No obstante, incapacitan al paciente, ya que son dolorosas y este dolor se hace crónico. Ejemplos de estas dolencias incluyen la artritis reumatoide, fibromialgia, migraña, entre otras.

Enfermedades de potencial evolución favorable

Con respecto a estas patologías, para que evolucionen de manera positiva o al menos se mantengan controladas, precisan que el paciente modifique su estilo de vida. Es decir, que debe adoptar hábitos más sanos. Es el caso de las enfermedades cardiovasculares (insuficiencia cardíaca), metabólicas (diabéticas) y respiratorias (EPOC).

¿Cuáles son las enfermedades crónicas más comunes?

Según el National Council of Aging (NCOA) de Estados Unidos, las 10 enfermedades crónicas más comunes son las siguientes:

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

El EPOC incluye dos afecciones principales: el enfisema y la bronquitis crónica. Sus síntomas son dificultad para respirar, tos y opresión en el pecho. El tabaquismo activo y pasivo es la causa principal de esta enfermedad.

Enfermedad de Alzheimer y demencia senil

La enfermedad de Alzheimer causa deterioro y atrofia de las neuronas. Es la causa más común de demencia, que produce falta de memoria y dificultad para pensar y resolver problemas.

En general, las personas que padecen esta enfermedad viven entre 3 y 11 años. Sus causas se atribuyen a factores genéticos.

Depresión

La depresión es una enfermedad tan válida como cualquier otra y lamentablemente es muy común.

Según el NCOA, el 14% de los adultos buscan tratamientos para la depresión clínica. Se trata de una de las enfermedades crónicas más tabú y sus síntomas incluyen pesimismo, fatiga, desesperanza, tristeza, cambios en el apetito y/o en los hábitos de sueño, apatía, etc.

No tiene causas exactas, pero se estima que puede ser hereditaria. Además, los malos hábitos de vida pueden empeorar la depresión.

Insuficiencia cardíaca

Como su nombre lo indica, ocurre cuando el corazón no puede bombear sangre y oxígeno a los órganos adecuadamente.

Para compensar, el corazón se agranda o trabaja más rápidamente, lo que ocasiona que el paciente se sienta cansado, mareado y confundido.

Sus causas están asociadas al sedentarismo, mala alimentación y tabaquismo.

Enfermedad renal crónica (ERC)

Los riñones tienen una función importante: filtrar los desechos y el exceso de agua de la sangre. Los síntomas de la ERC se presentan lentamente y son poco específicos, incluso puede no haber síntomas. En general, el diagnóstico llega a través de un análisis de laboratorio. Sus causas se asocian a malos hábitos alimenticios.

Diabetes

En otro de nuestros artículos ya hemos hablado sobre qué es la diabetes y cómo prevenirla. Es una de las enfermedades crónicas más frecuentes y ocurre cuando el cuerpo no puede asimilar o producir insulina.

Dependiendo del tipo de diabetes, puede estar causada por una predisposición genética y/o por sedentarismo, mala nutrición y obesidad.

Enfermedad coronaria

Por lo general, ocurre por la formación de placa en las arterias coronarias, es decir, aquellas que se conectan al corazón. Esto reduce su grosor o directamente las bloquea, lo que disminuye la cantidad de oxígeno que recibe este órgano.

Una alimentación alta en grasas y el tabaquismo están directamente asociados con las causas de esta enfermedad.

Artritis

Se trata de una inflamación en las articulaciones que produce dolor. Es una de las enfermedades crónicas que se da más frecuentemente en mujeres mayores. No es mortal, pero es muy dolorosa e incapacitante para el paciente.

Colesterol alto

El colesterol es una sustancia parecida a la grasa que el cuerpo necesita para funcionar correctamente.

Sin embargo, si está en exceso, puede adherirse a las paredes de las arterias haciéndolas más estrechas o incluso llegando a bloquearlas. Esto puede causar infartos de miocardio. Entre sus causas encontramos la mala alimentación y el sedentarismo.

Hipertensión arterial

Se trata de la enfermedad crónica más frecuente en personas mayores. Está vinculada a dos factores: cuánta sangre bombea el corazón y qué tan resistentes son las arterias.

Por ejemplo, si el corazón bombea demasiada sangre y las arterias son estrechas, eso aumenta la presión dentro de la arteria, es decir, hay hipertensión.

El problema de esta enfermedad es que se puede tener durante años sin presentar síntomas, y puede ocasionar otras condiciones graves como derrames cerebrales e infartos.

Con respecto a las causas, suele haber un factor genético. Puede existir un mayor riesgo con la mala alimentación y el consumo excesivo de alcohol.

Cómo prevenir las enfermedades crónicas

Muchas enfermedades crónicas pueden prevenirse cambiando los hábitos cotidianos. Entre los cambios que podemos hacer para tener un estilo de vida más saludable encontramos:

  • No fumar: El tabaquismo aumenta el riesgo de sufrir todo tipo de problemas de salud (cáncer, diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas y pulmonares, EPOC, etc.).
  • Realizar actividad física regularmente: No es necesario que te internes en un gimnasio. Una actividad física moderada es suficiente para prevenir enfermedades crónicas. Lo mínimo recomendable es 150 minutos semanales, y puedes considerar desde una caminata rápida hasta tareas de jardinería.
  • Comer saludable: No hace falta complicarse. Una dieta saludable es equilibrada e incluye de todo un poco. También es importante estar en un rango de peso saludable.
  • Evitar el consumo de alcohol: El consumo excesivo de alcohol, sostenido en el tiempo, puede ser la causa de enfermedades cardíacas y hepáticas, hipertensión arterial, varios tipos de cáncer y hasta accidentes cerebrovasculares.
  • Dormir bien: El sueño es una parte fundamental de la salud. ¿Cuánto dormir? Al menos 7 horas por día.
  • Conocer el historial familiar: Como dijimos más arriba, las enfermedades crónicas tienen un componente genético. Por eso, es importante que estés al tanto del historial de tu familia y compartas esa información con tu médico o médica de cabecera.
  • Hacerse chequeos regularmente: Por último, es fundamental la visita regular al médico o médica, para mejorar la prevención y la detección temprana.

Vitae Health y la atención de enfermedades crónicas

El cuidado del adulto mayor está muy vinculado a la atención de enfermedades crónicas. Por esa razón, en Vitae creamos la división Vitae Check.

Es un servicio especialmente enfocado en brindar una atención domiciliaria prolongada a pacientes con enfermedades crónicas.

Si quieres saber más sobre este servicio, completa nuestro formulario y nos pondremos en contacto contigo.

¿Te gustó este contenido? ¡Entonces comparte!

¿Te gustó este contenido? ¡Entonces comparte!

X
Bienvenido Vitae Health
Bienvenido a Vitae Health 🖐
¡Inscríbete a nuestro newsletter! Y recibe
información sobre el cuidado de la salud y más.
¡Inscríbete a nuestro newsletter! Y recibe
información sobre el cuidado de la salud y más.
Abrir chat
💬 Necesito información
Hola 🖐

¿En que podemos ayudarte?

Contáctanos vía whatsapp