Uso Incorrecto De Los Antibióticos | Vitae Health

Uso incorrecto de los antibióticos como causa de la resistencia bacteriana

antibioticos

Actualmente,más de 700 mil personas en el mundo fallecen cada año a causa de bacterias que desarrollan resistencia. Hoy, en Vitae te traemos un artículo sobre el uso incorrecto de los antibióticos como causa de la resistencia bacteriana.

antibioticos

¿Qué es un antibiótico?

Los antibióticos son, quizás, el avance más importante que se ha dado en la medicina. Desde su descubrimiento en 1928 por Alexander Fleming, muchas enfermedades que antes eran incurables hoy pueden tratarse con éxito.

Un antibiótico nos permite tratar enfermedades bacterianas, prevenir la propagación de estas y evitar las complicaciones graves de una infección. Actúan matando o disminuyendo la reproducción de las bacterias.

El primer antibiótico moderno se utilizó en 1936. Antes de su descubrimiento, el 30% de todas las muertes ocurrían por infecciones bacterianas. Es por eso que, gracias a los antibióticos, las infecciones antes mortales son curables.

Sin embargo, algunos antibióticos que solían ser tratamientos típicos para ciertas infecciones ahora no funcionan tan bien. Incluso algunos directamente no producen ningún efecto sobre una cepa de bacterias.

Cuando esto sucede, hablamos de que la cepa ha desarrollado resistencia a los antibióticos. Como mencionamos anteriormente, esto representa un problema grave ya que puede causar la muerte de miles de personas.

Si quieres saber qué causa la resistencia bacteriana a los antibióticos, sigue leyendo.

¿Cuál es la causa de la resistencia bacteriana a los antibióticos?

Las bacterias se resisten a un antibiótico cuando su componente estructural muta. Este tipo de mutación o modificación impide que el antibiótico haga contacto con la bacteria, o bien destruye el fármaco.

Al sobrevivir a los antibióticos, las bacterias pueden multiplicarse y transmitir sus propiedades de resistencia a las células hijas o a otras bacterias. Es decir, que prácticamente se ayudan entre ellas a sobrevivir.

Si esto sucede, la infección tiene más probabilidades de volverse incurable y causar la muerte de la persona que la padece, ya que se agotarían los antibióticos que puedan combatir esa infección.

Uso incorrecto de los antibióticos como causa de la resistencia bacteriana

El uso excesivo o incorrecto de antibióticos es el factor clave cuando hablamos del origen de la resistencia bacteriana. En muchos casos se toman antibióticos cuando no es necesario; o no se siguen las indicaciones del médico.

Como ya mencionamos, los antibióticos tratan las infecciones causadas por bacterias, pero no las virales.

Veamos esto con un ejemplo: Si una persona padece de una infección bacteriana, como una faringitis causada por un estreptococo, tomar antibióticos sería el tratamiento correcto.

No obstante, para poder proceder con el tratamiento, necesitaríamos que el médico compruebe que la infección es realmente bacteriana y nos prescriba los antibióticos.

Es decir, que no debemos tomarlos cada vez que nos duele la garganta, ya que muchas veces la infección podría estar causada por un virus. Los antibióticos no tienen efecto alguno sobre los virus, por lo que su toma en estos casos es innecesaria.

Por lo tanto, NO tomes antibióticos si tienes:

  • Resfrío común
  • Gripe (influenza)
  • Bronquitis
  • Sinusitis
  • Gastroenteritis viral
  • COVID-19
  • Cualquier otra infección viral

Tomar antibióticos cuando cursas una enfermedad viral NO curará tu infección, NO protegerá a otras personas de ella y NO te ayudará a sentirte mejor. Por el contrario, te arriesgas a sufrir los efectos adversos de los antibióticos y aumentas el riesgo de resistencia bacteriana.

Pero ¿cómo puede suceder esto cuando mi enfermedad es por virus, no bacterias?

Si tomas un antibiótico cuando tienes una infección viral, el antibiótico ataca a bacterias benignas de tu cuerpo, que son necesarias o inocuas. Un tratamiento innecesario puede hacer que estas bacterias muten y les pasen sus propiedades de resistencia a otras bacterias dañinas que ingresen a tu organismo.

Por ello, recuerda nunca tomar antibióticos sin indicación médica.

Consecuencias de la resistencia bacteriana

Durante mucho tiempo, la introducción de nuevos antibióticos superó la aparición de resistencia bacteriana. Sin embargo, esto se revirtió en los últimos años, causando un sinfín de inconvenientes médicos.

Cuando las infecciones ya no pueden tratarse con antibióticos de primera línea, hay que utilizar medicamentos más caros. Una mayor duración de la enfermedad y del tratamiento, a menudo en hospitales, aumenta los costes de la atención sanitaria, así como la carga económica para las familias y la sociedad.

La resistencia a los antibióticos está poniendo en peligro los logros de la medicina moderna. Los trasplantes de órganos, la quimioterapia y las cirugías como las cesáreas se vuelven mucho más peligrosas sin antibióticos eficaces para la prevención y el tratamiento de las infecciones.

Otras consecuencias de las infecciones resistentes a los medicamentos son:

  • Aparición de complicaciones graves por “saltarse dosis” o por terminar el tratamiento antes de lo indicado.
  • Recuperación larga o secuelas permanentes.
  • Estancias hospitalarias más frecuentes o prolongadas.
  • Aumento de las visitas médicas
  • Tratamientos más costosos y complejos

¿Cómo usar los antibióticos correctamente?

Existen directrices que los profesionales deben seguir para una correcta administración de antibióticos. Sin embargo, tú también puedes ayudar a frenar la resistencia bacteriana tomando los medicamentos sólo cuando es necesario, y de la manera correcta

Puedes ayudar a reducir el desarrollo de la resistencia a los antibióticos de las siguientes maneras:

  • No presiones a tu médico para que te prescriba antibióticos si tu enfermedad es viral. En vez de eso, pregúntale qué puedes tomar para aliviar tus síntomas.
  • Lávate las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos y con frecuencia.
  • Si tienes una herida, límpiala bien con agua y jabón para evitar que se infecte.
  • ¡Vacúnate! Algunas vacunas protegen contra las infecciones bacterianas. Comprueba también si necesitas alguna vacuna antes de viajar.
  • No consumas alimentos en mal estado, carne cruda, verduras mal lavadas o leche de tambo.
  • Toma los antibióticos sólo como te los ha recetado tu médico. Completa todo el tratamiento, no te saltes dosis y avisa a tu médico si tienes efectos secundarios.
  • Nunca te automediques. No tomes antibióticos “que te sobraron” de una enfermedad anterior. No tomes antibióticos “porque te los recomendó un amigo”.

Al seguir buenas prácticas con respecto a los antibióticos, ayudarás a mantener la eficacia y prolongar la vida de los antibióticos actuales. Además, evitarás que se propaguen las bacterias resistentes hacia otras personas.

Salud a domicilio: Administración de antibióticos

En Vitae Health Panamá somos conscientes de lo importante que es el uso inteligente de los antibióticos.

Por eso, nuestra división Vitae Care permite que sigas tus tratamientos en la comodidad de tu casa. Nos encargamos de coordinar un equipo de profesionales de la salud para que recibas atención domiciliaria. De esa manera, brindamos seguimiento y control a los pacientes en recuperación.

Nuestro servicio incluye la administración correcta de antibióticos. Tanto si debes tomarlos por vía oral o intravenosa, nuestros profesionales se encargarán de que estés siguiendo tu tratamiento de manera adecuada.

También ofrecemos toma de muestras de laboratorio en casa para hacer seguimiento de patologías.

Si te interesa saber más acerca de nuestro servicio, contáctanos y habla con uno de nuestros especialistas.

¿Te gustó este contenido? ¡Entonces comparte!

X
Bienvenido Vitae Health
Bienvenido a Vitae Health 🖐
¡Inscríbete a nuestro newsletter! Y recibe
información sobre el cuidado de la salud y más.
¡Inscríbete a nuestro newsletter! Y recibe
información sobre el cuidado de la salud y más.
Abrir chat
💬 Necesito información
Hola 🖐

¿En que podemos ayudarte?

Contáctanos vía whatsapp