Tratamiento De La Sepsis: ¿Cuándo Recurrir A Cuidados Paliativos? | Vitae Panamá

Tratamiento de la sepsis: ¿Cuándo recurrir a cuidados paliativos

Cuidados del desequilibrio hidroelectrolítico

Cuando hablamos de sepsis, inmediatamente suenan alarmas en nuestras cabezas. De pronto, todo en lo que podemos pensar es en infecciones, shock séptico en la muerte. Para evitar tanta incertidumbre sobre el tema, hoy Vitae te contará un poco más sobre la definición y el tratamiento de la sepsis.

Como sabemos, nuestro sistema inmunitario nos protege de muchas enfermedades e infecciones. Sin embargo, una infección grave puede ocasionar que nuestro organismo tenga una respuesta masiva a esta. Esta respuesta puede llegar a ser mortal, y es lo que se conoce como sepsis.

Según la Organización Panamericana de la Salud, todos los años cerca de 31 millones de personas sufren un episodio de sepsis. De estos, unos 6 millones fallecen a causa de ella. Además, en los países de bajos y medianos ingresos, representa una de las causas principales de muerte maternal y neonatal.

Sigue leyendo para saber más sobre los síntomas, las complicaciones y el tratamiento de la sepsis.

sepsis

¿Qué es sepsis?

La sepsis se desarrolla cuando una infección existente desencadena una respuesta extrema del sistema inmunitario en tu cuerpo.

Cuando se produce una infección, el sistema inmunitario responde liberando proteínas y otras sustancias químicas para combatirla. La sepsis se produce cuando esta respuesta se descontrola y provoca una inflamación sistémica del cuerpo.

La mayoría de las infecciones que causan sepsis son bacterianas. No obstante, otras infecciones como el COVID-19, la gripe y las micosis también pueden provocar sepsis.

La sepsis provoca fiebre, aceleración del ritmo cardíaco y dificultad para respirar, entre otros síntomas. Es una enfermedad grave que requiere un tratamiento médico rápido.

Cuando esta condición es grave, puede ocurrir un shock séptico, lo cual se considera una emergencia médica. Este se asocia a una caída significativa de la presión arterial, a un fallo orgánico y a un daño tisular generalizado. Si no se trata inmediatamente, puede ser mortal.

Etapas de la sepsis

La sepsis se puede dividir en tres etapas:

Etapa inicial

Ocurre cuando una infección entra en el torrente sanguíneo y provoca una inflamación generalizada en el cuerpo.

Sus signos y síntomas incluyen los siguientes:

  • Fiebre y/o escalofríos
  • Confusión y/o desorientación
  • Dificultad para respirar
  • Taquicardia o hipotensión (frecuencia cardíaca baja)
  • Dolor corporal extremo
  • Piel sudorosa

Si tienes sospecha de sepsis, lo mejor que puedes hacer es buscar asistencia médica de inmediato. Así, evitarás que se agrave y la recuperación será mucho más rápida y efectiva.

Sepsis grave

Aquí es cuando la infección e inflamación comienzan a afectar al funcionamiento de los órganos.

Para que te diagnostiquen sepsis grave, debes tener uno o más de los siguientes signos y síntomas:

  • Dificultad para respirar
  • Labios y dedos azulados
  • Hipotermia
  • Disminución de la micción
  • Mareos, confusión severa y/o pérdida de conocimiento
  • Debilidad extrema (astenia)
  • Plaquetas bajas (trombocitopenia)
  • Funciones cardíacas anormales

Shock séptico o septicemia

Es una complicación grave que provoca una caída significativa de la presión arterial. Esto puede dar lugar a muchas complicaciones, como disfunción de órganos, insuficiencia respiratoria o cardíaca, derrame cerebral y posible muerte.

La sepsis puede avanzar muy rápidamente hacia la sepsis grave y el shock séptico. A medida que avanza, se convierte en una amenaza para la vida.

Algunos síntomas de la sepsis grave y del shock séptico pueden coincidir, como la dificultad respiratoria grave, la confusión aguda y la piel azulada. Otro síntoma clave del shock séptico es la hipotensión arterial severa.

Diagnóstico de la sepsis

Si tienes síntomas de sepsis, tu médico te pedirá algunas pruebas para diagnosticar y determinar la gravedad de la infección.

Una de las primeras pruebas es un análisis de sangre, con el objetivo de detectar complicaciones tales como infecciones, problemas de coagulación, insuficiencia hepática o renal, baja saturación de oxígeno y desequilibrio electrolítico, entre otros.

Dependiendo de tus síntomas y de los resultados de tus análisis, tu médico puede solicitar estudios adicionales:

  • Análisis de orina para comprobar la presencia de bacterias.
  • Pruebas de secreciones (si hay heridas abiertas)
  • Análisis de secreciones mucosas para identificar gérmenes.

Si el médico no puede encontrar una infección mediante las pruebas anteriores, puede solicitar otras pruebas de diagnóstico por imágenes. De esta manera, puede chequear el estado de los órganos y buscar signos de inflamación o infección.

Tratamiento de la sepsis

Si te diagnostican con esta condición, debes recibir tratamiento en el hospital inmediatamente. Ten en cuenta de que esta patología avanza muy rápidamente y puede agravarse en cuestión de horas. Como ya mencionamos, la sepsis grave puede conducir a un shock séptico y eventualmente, a la muerte.

Por eso, es indispensable que recibas tratamientos con antibióticos dentro de una hora desde que llegas al hospital.

Además, puedes necesitar otros tipos de terapia o tratamiento dependiendo de tu caso. Aquí incluimos algunos:

  • Asistencia respiratoria
  • Cirugía para remover tejido infectado o drenar abscesos
  • Medicamentos para aumentar la presión sanguínea
  • Insulina para estabilizar los niveles de azúcar en la sangre
  • Corticosteroides para reducir la inflamación
  • Analgésicos para el alivio del dolor
  • Diálisis

Después de haber transitado la fase aguda de la enfermedad, algunos pacientes pueden lograr una recuperación completa pero lenta, atravesando una fase que se conoce como “síndrome post-sepsis”.

Rehabilitación para pacientes con síndrome post-sepsis

Muchas personas que sobreviven a la sepsis se recuperan completamente. Sin embargo, esta recuperación puede llegar a ser lenta.

Es posible que durante cierto tiempo sigas teniendo síntomas varios, tanto físicos como psicológicos/emocionales. Estos pueden durar meses, o incluso años, después de haber tenido la sepsis.

Estos efectos a largo plazo se conocen como síndrome post-sepsis. Entre sus síntomas podemos encontrar:

  • Fatiga y debilidad
  • Insomnio
  • Falta de apetito
  • Mayor predisposición a enfermedades
  • Cambios de humor, ansiedad o depresión
  • Trastorno de estrés postraumático (TEPT)

La mayoría de los síntomas del síndrome post-sepsis suelen mejorar por sí solos. Sin embargo, esto puede llevar mucho tiempo, por lo que hay cosas que puedes hacer para ayudar a la recuperación:

  • Tómate la vida con calma: pregunta en tu trabajo si pueden flexibilizar tus condiciones laborales.
  • Haz actividad física suave.
  • Consulta a un especialista en trastornos del sueño para que te ayude a dormir mejor.
  • Mantén una buena higiene y evita exponerte a las enfermedades.
  • Trata de comer pequeñas porciones de comida cada poco tiempo. Esto estimulará tu apetito.
  • Sé paciente e intenta no frustrarte: Recuerda que la recuperación lleva su tiempo.

¿Cuándo hay que recurrir a los cuidados paliativos?

Un paciente con sepsis es elegible para recibir cuidados paliativos cuando el médico determina clínicamente que la esperanza de vida es de seis meses o menos.

Muchas infecciones por sepsis se producen en pacientes que ya están gravemente enfermos, hospitalizados, en la unidad de cuidados intensivos (UCI) o recuperándose de una cirugía.

A veces, algunos pacientes atraviesan la fase aguda con éxito, pero apenas les dan el alta comienzan con un deterioro de salud progresivo debido al daño que la sepsis ocasionó en sus órganos.

Estos casos se evalúan para determinar si ese daño es reversible o no. En caso de que el daño sea irreversible, lo mejor es recurrir a los cuidados paliativos para transitar el fin de la vida de la mejor manera posible.

Si la sepsis no provoca la muerte del paciente, los cuidados paliativos pueden ser la mejor opción para controlar los síntomas a largo plazo, tratar el dolor y apoyar al paciente y a su familia.

Estos son algunos de los cuidados que pueden administrarse en pacientes terminales:

  • Alivio del dolor
  • Terapia respiratoria para pulmones dañados
  • Sedación paliativa
  • Apoyo emocional para el paciente y su familia
  • Tratamiento del delirium

Salud a domicilio de la mano de los mejores equipos médicos en Panamá

Tanto si tú o un familiar necesitan recuperarse de una sepsis o requieren cuidados paliativos, en Vitae Panamá estamos para ayudarte.

Nosotros brindamos servicios de salud a domicilio. Contamos con el mejor personal médico y de enfermería en Panamá para llevarte atención de calidad, personalizada y centrada en tus necesidades. ¿Lo mejor de todo? ¡No tienes que salir de tu hogar!

Nuestra división Vitae Care te ayudará con tu recuperación después de haber transitado un proceso infeccioso en el hospital.

O, si eres elegible para los cuidados paliativos, nuestra división Vitae Special Care se encargará de llevarte alivio sintomático y apoyo emocional para ti y tu familia. Nos aseguramos de que tengas una vida plena, rodeado de comodidad, contención y paz.

Si tienes alguna duda, no vaciles en hablar con nosotros. Estamos aquí para ti.

¿Te gustó este contenido? ¡Entonces comparte!

X
Bienvenido Vitae Health
Bienvenido a Vitae Health 🖐
¡Inscríbete a nuestro newsletter! Y recibe
información sobre el cuidado de la salud y más.
¡Inscríbete a nuestro newsletter! Y recibe
información sobre el cuidado de la salud y más.
Abrir chat
💬 Necesito información
Hola 🖐

¿En que podemos ayudarte?

Contáctanos vía whatsapp