practicas wellness

¡5 prácticas wellness que puedes comenzar hoy mismo!

Victor Laurencena

06 de enero de 2021

wellness comenzar

Seguro quieres sentirte bien, pero ¿sabes cómo hacerlo? En este artículo te explicaremos cómo gracias al wellness puedes alcanzar un bienestar total, ¡y conservarlo!

Puedes ser tan famoso como Brad Pitt o tener tanto dinero como Bill Gates, pero eso no garantiza que seas feliz. El mundo está lleno de personas que lograron subir a lo más alto solo para darse cuenta de que es fácil acostumbrarse a las alturas.

Por esta razón, no es de extrañar que el wellness se esté convirtiendo en una de las tendencias más buscadas en esta década del 2020. ¿Quieres saber qué es? Vamos a verlo.

Definición de wellness

Hay movimientos que se enfocan en la mente (como el mindfulness), mientras que otros lo hacen en el cuerpo (el fitness). 

El wellness, por su parte, plantea una mirada diferente. 

El concepto de wellness nació en los años 50 en los Estados Unidos y podría traducirse como “bienestar”. Sin embargo, se lo usa para describir a una serie de acciones y decisiones concretas orientadas a alcanzar una vida más saludable, plena y equilibrada. 

La definición de wellness propone una mirada integral del bienestar que contempla lo físico, lo mental, lo emocional y lo espiritual.

Las 6 dimensiones del wellness

Según el National Wellness Institute, de Estados Unidos, existen 6 dimensiones del wellness. Se trata de un modelo en el que cada aspecto está relacionado con los demás y los afecta.

Estas son los seis tipos de bienestar que proponen:

  • Ocupacional: El trabajo es considerado una actividad en la que se debe buscar la satisfacción personal. Para ello, es necesario elegir una carrera que esté en línea con los valores e intereses personales.
  • Físico: Es importante realizar actividad física regularmente y tener una alimentación saludable. El wellness físico incluye no tener hábitos dañinos (tabaquismo y alcohol) y gozar de una atención médica acorde a la edad y el estado de salud de cada uno.
  • Social: Se refiere a colaborar y contribuir con la sociedad. Plantea que los seres humanos son interdependientes y que es mejor contribuir al bien general antes que al particular. La armonía con los demás es clave.
  • Intelectual: Esta dimensión del wellness se refiere a expandir el conocimiento y participar de actividades culturales. Desafiar lo que uno cree es mejor que sentirse completamente satisfecho de uno mismo.
  • Espiritual: Aquí se reconoce la búsqueda de sentido que caracteriza al ser humano. El bienestar espiritual se refiere al entendimiento del lugar que ocupamos en el mundo y el universo.  
  • Emocional: Por último, hay que reconocer y aceptar lo que sentimos. El bienestar emocional está relacionado con qué tan satisfechos estamos con nosotros mismos y cómo lidiamos con la frustración.

Plan wellness: 5 prácticas que puedes implementar ya mismo

Como puedes ver, este camino a la felicidad o el bienestar abarca todos los aspectos de la vida. Pero eso no debe ser motivo para acobardarse. 

Después de todo, recuerda que dijimos que el wellness se trata de acciones y decisiones concretas. Es con la suma de todas ellas que comenzarás a ver y sentir los resultados.

A continuación te compartimos 5 prácticas wellness que puedes comenzar a hacer hoy mismo. ¿Qué esperas?

1. Haz algo que te guste

El trabajo, el estudio, las tareas del hogar… Realmente no tiene sentido hacer todo eso si no nos deja tener un momento para disfrutar del simple placer de disfrutar.

Elige una actividad que te guste y dale lugar en tu agenda. Debe ser algo que no se sienta como una carga y que esperes con ansias.

2. Toma en serio tu hidratación

Todos sabemos que es importante mantener una alimentación saludable, pero la hidratación suele ser olvidada. Por eso, un buen plan wellness debe tenerla en cuenta.

Entre las primeras recomendaciones para estar bien hidratado figura no esperar a tener sed para beber agua. Lo mejor es que siempre tengas a mano una botella de agua y bebas de a pequeños sorbos a lo largo del día.

También es recomendable que comiences el día bebiendo un vaso de agua y que consumas alimentos ricos en ella, como frutas y verduras.

3. Ten reuniones mientras caminas

¿Vas a tener una reunión de trabajo o te juntas a conversar con un amigo de toda la vida? En lugar de sentarse, caminen.

Cada paso sumará a tu wellness físico, pero además tendrás un rato de aire fresco y sol, así que aportará a otras dimensiones del bienestar que mencionamos más arriba.

4. Duerme

Tu cuerpo necesita que duermas para poder realizar muchas actividades importantes. Dormir está asociado a una mejora en la absorción de nutrientes, la salud de los huesos y el fortalecimiento del sistema inmune.

Tenlo en cuenta la próxima vez que alguien te diga que dormir es de perezosos.

5. No olvides tus chequeos médicos

Es difícil encontrar tiempo para visitar al médico. Por eso, es recomendable que tomes impulso y saques todos los turnos ya mismo.

Repártelos en distintos meses o agéndalos para esas épocas del año en que no estás tan ocupada u ocupado.

No olvides que los chequeos preventivos son fundamentales para evitar enfermedades crónicas y son imprescindibles en el caso de adultos mayores. 

Bueno, ¿qué te han parecido estas 5 prácticas wellness? ¿Te atreverás a empezar una hoy?

¿Te gustó este contenido? ¡Entonces comparte!

Abrir chat